Discussion:
Persecución religiosa: Terror Rojo
Add Reply
pepe
2017-08-12 12:13:13 UTC
Responder
Permalink
Raw Message
el líder del POUM, Andrés Nin, en un mitin llevado a cabo el 1 de agosto de
19363 proclamó que la "cuestión religiosa", a diferencia de la ineficaz
legislación republicana "burguesa", había sido "resuelta" gracias a la
"acción revolucionaria de la clase obrera". La clase obrera -dijo Nin- ha
resuelto el problema de la Iglesia, pues sencillamente no ha dejado en pie
ni una siquiera [iglesias]. Hemos "suprimido" a sus sacerdotes, las iglesias
y el culto.

En cifras absolutas, la diócesis donde los rojos asesinaron a más religiosos
fue la de Madrid. Pero en términos relativos una de las diócesis más
castigadas fue la de Barbastro (situada a medio camino entre Huesca y
Lérida). Los religiosos sufrieron un verdadero exterminio, muriendo el 90%,
con Sr obispo, D Florentino Asensio, al frente; ésta es la pequeña historia
de él y los 51 misioneros claretianos asesinados por anarquistas, al inicio
de la Guerra.

Les detuvieron y encerraron presos en el colegio de las Escuelas Pías de
Barbastro (reconvertido en checa y presidio) junto con los benedictinos, los
propios escolapios, el obispo de Barbastro y varios de los seglares más
destacados. Todos ellos corrieron la misma suerte pues desde ese presidio
se fueron realizando a lo largo de los días diversas sacas para su
ejecución.

La tortura de los anarquistas con el Sr obispo fue un acto de crueldad ciega
y extrema. Se ensañaron con él. Le golpearon hasta romperle los huesos de
brazos y piernas. Le hacían heridas en la carne con una navaja y luego se
las cosían con alambre metálico, para que no muriera desangrado y así
sufriese más. Pues era el "jefe" del clero y a los ojos de esa horda de
bárbaros tenía que sufrir más. Cuando le llevaron a fusilar, en agosto de
1936, le castraron. Y así, recién castrado y con las piernas rotas le
obligaron a ir hacia el cementerio. Como apenas podía caminar, le ataron una
cuerda a las manos y fueron tirando de él, arrastrándolo por la calle, hasta
el cementerio. Pero ni aún así pudieron con él. Pues cuando estaba el
pelotón formado para asesinarle, les bendijo. Lo cual debió enfurecerles aún
más porque varios disparos le dieron en la mano. Y así murió el Sr obispo.

Los misioneros claretianos, muchos de ellos jóvenes seminaristas, junto con
el resto de religiosos de las otras órdenes y los sacerdotes, fueron
igualmente golpeados y torturados, siendo después fusilados a lo largo de
varios días. Un día asesinaron a 6, otro a 20, etc. Lo sobrecogedor es que
mientras esperaban la muerte, encerrados en el patio del colegio,
escribieron notas de despedida. Y todos hablaban de que antes de morir
deseaban hacer constar que perdonaban a quienes les iban a quitar la vida.
Pasaron sus últimas horas rezando por sus enemigos y rogando a Dios que la
sangre de sus heridas no fuese sangre vengadora. Todos ellos fueron cantando
hacia su ejecución (a pesar de que estaban lisiados por las torturas y
golpes recibidos). Lo cual enfureció a aquellos desalmados anarquistas y con
las culatas de los fusiles les golpeaban en la cabeza. Pero a pesar de esa
brutalidad no les pudieron hacer callar; como así reconocieron los propios
milicianos anarquistas.

Todos ellos fueron beatificados por Juan Pablo II en octubre de 1992, en una
emotiva ceremonia en el Vaticano, ante miles de fieles.

En esta cripta reposan sus restos.

https://barbastro.org/que-ver/monumentos/museos-y-centros-de-interpretacion/museo-de-los-martires-claretianos





---
Este correo electrónico ha sido comprobado en busca de virus por AVG.
http://www.avg.com
pepe
2017-08-13 00:10:39 UTC
Responder
Permalink
Raw Message
"pepe" escribió en el mensaje de noticias:ommrcp$bnf$***@gioia.aioe.org...

---------------------------

El cristianismo ha cometido muchas atrocidades a lo largo de la Historia;
incluidas las guerras entre cristianos (las cuales fueron el verdadero
motivo de la pérdida de Constantinopla) o la propia Inquisición. Pero toda
la sangre derramada es responsabilidad directa de los pecados de los
cristianos, no de la propia doctrina y enseñanzas del cristianismo. Pues el
cristianismo lo que nos pide es comportarnos como esos héroes religiosos
asesinados en Barbastro: amar al enemigo.

Cuán diferentes son estas enseñanzas cristianas con las que nos muestran el
Islam o el marxismo. Pues éstas no predican hacer el amor sino la guerra.
El islam, predica la guerra contra el infiel; la yihad. El marxismo a lo que
alienta es a la guerra entre las clases sociales. El musulmán mata por la
fe, el socialista mata por la economía. Ambas son ideologías de muerte
nacidas del odio al distinto. Nacidas de la más pura intolerancia hacia el
no-adepto. Ambas ideologías representan lo peor y más sucio del ser humano.
¿A quién le puede extrañar que marxistas e islamistas vayan de la mano?

Podemos decir, en resumen, que el cristianismo es una ideología afín a Dios;
mientras que el Islam y el marxismo son ideologías afines al Diablo.


---
Este correo electrónico ha sido comprobado en busca de virus por AVG.
http://www.avg.com

Loading...