Discussion:
Soluciones
(demasiado antiguo para responder)
Ninovska
2018-03-17 12:42:57 UTC
Permalink
https://elpais.com/economia/2018/03/16/actualidad/1521232709_187761.html



Que soluciones, manda narices.



EL PAÍS
Economía
Las recetas del FMI para las pensiones: más inmigrantes y más ahorro privado
El Fondo ve necesario 5,5 millones de extranjeros hasta 2050, ahorrar un
5% del salario, subir las cotizaciones de los sueldos altos o aumentar
la proporción de personas trabajando
1276
Antonio Maqueda
Madrid 17 MAR 2018 - 10:08 CET
Jubilados paseando por el Parque del Retiro en Madrid. En vídeo: Así se
organizan los pensionistas. Samuel Sanchez | EPV

¿Qué ocurrirá con los pensionistas del futuro? En un reciente análisis
sobre las pensiones españolas titulado Retos más allá de la
sostenibilidad financiera, el Fondo Monetario Internacional (FMI) esboza
un camino para reformar el sistema. Para ello, elabora unas proyecciones
con todas las variables que condicionan las cuentas de la Seguridad
Social: el número de jubilados que se prevé, el de trabajadores, la
inmigración, las contribuciones o la generosidad con los pensionistas. Y
concluye que es posible articular un sistema financieramente sostenible
a la vez que socialmente aceptable. Pero eso sí: hay que tocar muchos
elementos, hacer reformas en profundidad y, en cualquier caso, las
pensiones se reducirán respecto al salario medio. “Una pensión pública
no está destinada a cubrir el ingreso completo que el jubilado
necesitaría para retirarse. Si existe tal expectativa, debe dejarse
claro que no se puede cumplir”, subraya. De ahí que pida al Gobierno que
se establezcan planes complementarios.

Por una parte, el Fondo recoge la proyección de jubilaciones que habrá
en los próximos años. Dado que los cotizantes de hoy son los
pensionistas del futuro, la única certidumbre es que el número de
prestaciones crecerá hasta alcanzar en 2050 los 15 millones frente a los
nueve millones que se pagan en estos momentos. Por el contrario, el
resto de factores puede variar mucho más: el número de personas
trabajando, la inmigración, las aportaciones que se hagan por
cotizaciones u otras fuentes de ingresos y la generosidad del sistema
con los pensionistas.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads
MÁS INFORMACIÓN

Las recetas del FMI para las pensiones: más inmigrantes y más
ahorro privado
Españoles o inmigrantes: las cifras reales de quién recibe más
ayudas al alquiler
El FMI pide que las pensiones solo suban el 0,25% para repartir el
ajuste entre generaciones
Los jubilados de la última década esquivan el golpe de la crisis

Sumando todas esas variables y con la intención de dar una idea del reto
al que se enfrenta España, el FMI perfila varios escenarios de aquí a
2050. En uno se parte de la premisa de que se mantiene la generosidad
actual: ahora mismo la pensión media representa casi el 50% del salario
medio. Para preservar este estatus, según las estimaciones del Fondo,
los cotizantes pasarían de contribuir el 21% del salario hasta el 47,8%
en 2050. Y el gasto en pensiones se situaría en el 22% del PIB, el doble
que el actual.

En otro escenario, el FMI congela las aportaciones en los niveles en los
que están ahora. La cotización y el gasto sobre PIB quedan igual. Pero
en este supuesto la generosidad del sistema se desploma durante los
próximos 30 años, y la relación entre pensión y sueldo medio se recorta
más de la mitad hasta el 22,6%. En opinión del Fondo, ninguno de los dos
escenarios es aceptable. Ni los trabajadores pueden soportar una presión
por cotizaciones como se da en el primer caso. Ni un pensionista puede
vivir dignamente con solo un 22% del salario medio como sucede en el
segundo.

Así que el Fondo dibuja un horizonte intermedio. En esta tercera
hipótesis, el gasto sobre PIB se situaría en el 12,9% y la contribución
por cotizaciones subiría al 27,3% del salario, una cota muy elevada. Los
ingresos tendrían que aumentar elevando el tope de las contribuciones
máximas al tiempo que se deja igual el tope de la pensión máxima. Es
decir, los que más ganan aportarían más pero no recibirían más,
penalizando la contributividad, admite. Además, haría falta que llegasen
unos 5,5 millones de inmigrantes, un 12% de la población actual y una
proporción similar a la que se recibió entre 2000 y 2007. Y la tasa de
personas trabajando tendría que escalar del 59,7% hasta el 79%, un hito
muy exigente y más difícil de conseguir si suben las cotizaciones. “Esto
podría lograrse a través de reformas paramétricas de las pensiones que
induzcan a una mayor participación en la fuerza laboral, vidas laborales
más largas y reformas estructurales que bajen la tasa natural de paro”,
sostiene.

Aun así, la pensión acabaría en el 35% del salario. Y eso a juicio del
FMI tampoco se antoja aceptable. De ahí que considere que haga falta
ahorrar en torno a un 5% del salario anual. Lo que parece difícil con
sueldos y tipos bajos. Así que recomienda al Gobierno la alternativa de
“enrolar automáticamente a los trabajadores en un segundo pilar privado
respaldado por el Estado”. También sugiere, como otra opción, planes de
empresa privados que engorden el ahorro tomando una parte de los futuros
aumentos salariales, al estilo del sistema británico inspirado en el
premio Nobel Richard H. Thaler. Por último, dado que hay mucho ahorro en
vivienda, insta a que se fomenten mecanismos para firmar hipotecas inversas.

En opinión de los hombres de negro, este escenario resultaría
“plausible, financieramente viable y posiblemente aceptable
socialmente”. Como se puede apreciar, la dimensión de las cifras hace
que no se pueda afrontar el reto con una solución sacada de la chistera.
Hay que tocar muchas cosas y ninguna por sí sola lo arregla. Y, sobre
todo, “no hay espacio para revertir las reformas”, afirma el Fondo. Sin
embargo, el organismo reconoce que la congelación del 0,25% hará que las
prestaciones desciendan mucho sobre el salario medio. Así que recomienda
que se haga “un refinamiento” de las reformas. De lo contrario, se corre
el riesgo de que ser reviertan, advierte.

La institución hace especial hincapié en que las pensiones sean
socialmente aceptables. Y las últimas semanas demuestran que no es
aceptable ir dejando que las pensiones más bajas pierdan poder
adquisitivo. La mayor proporción del gasto está en la parte de arriba:
hay 2,6 millones de los 8,6 millones de pensionistas que ganan entre
1.200 y 2.500 euros y que copan la mitad del desembolso en pensiones.
Incluso si han cotizado más, la cantidad que reciben es mayor. Basta con
hacer los números: al aportar sobre el 25% del salario durante 40 años,
eso implica que se ha cotizado lo suficiente para cobrar algo más de 10
años y no los 21 años que reciben de media. Por mucho que el incremento
del PIB se dedique a pensiones, no se cubrirían ni de lejos esos 11 años
de diferencia. Así las cosas, parece que el cerco se estrecha sobre las
pensiones altas. Estas irán congelándose al subir solo el 0,25%,
mientras que las bajas probablemente se irán actualizando algo más. Eso
hará que la horquilla entre unas y otras se achate, perdiendo el sistema
contributividad, algo que los expertos critican porque desincentivaría
las aportaciones.

En todo caso, el FMI recuerda que si la productividad y el salario medio
suben, las pensiones serían más altas que las actuales en euros. Por
ejemplo: en Alemania la pensión tiene una relación con el salario medio
peor que en España, pero las prestaciones son más altas y dan para más.
Aun así, la pobreza es un concepto relativo, medido en comparación a la
renta media. Y el Fondo concluye que para mantener un cierto poder
adquisitivo los futuros pensionistas tendrán que prepararse.
OCDE y Bruselas coinciden

El Fondo aboga por muchas medidas para “refinar” las reformas ya
aprobadas. Entre ellas destaca, además, vincular la edad de jubilación a
la esperanza de vida; compatibilizar pensión y trabajo; restringir la
jubilación anticipada (20% de los pensionistas tienen menos de 65 años);
utilizar toda la vida laboral para el cálculo de la pensión; elevar las
contribuciones de los autónomos; revisar las prestaciones múltiples o
usar impuestos indirectos para pagar pensiones (sacar viudedad del
sistema es cambiar el agujero de sitio, dice). En estas recetas no solo
insiste el FMI. La OCDE defiende completar la pensión con planes
privados, prolongar la vida laboral y ligar la jubilación a la esperanza
de vida. Y la Comisión Europea pone el acento en reformar el mercado
laboral para trabajar durante más tiempo y atajar el excesivo uso de la
temporalidad y el tiempo parcial.
Españuelo
2018-03-17 19:45:23 UTC
Permalink
Post by Ninovska
https://elpais.com/economia/2018/03/16/actualidad/1521232709_187761.html
Que soluciones, manda narices.
EL PAÍS Economía Las recetas del FMI para las pensiones: más
inmigrantes y más ahorro privado El Fondo ve necesario 5,5 millones
de extranjeros hasta 2050, ahorrar un 5% del salario, subir las
cotizaciones de los sueldos altos o aumentar la proporción de
personas trabajando 1276 Antonio Maqueda Madrid 17 MAR 2018 - 10:08
Así se organizan los pensionistas. Samuel Sanchez | EPV
Doy otras recetas,
1.- Admitir extranjeros extracomunitarios con tarjeta de trabajo, máximo
tres años, el extranjero pagará unos 18.000 euros por la autorización
para trabajar cada año, más los impuestos correspondiente a sus
ganancias y no podrá llevar familia.
Precio para adquirir ciudadania: 400.000 euros más tres años de
residencia con tarjeta de trabajo.

Los extranjeros extracomunitarios que no puedan pagar la tarjeta seran
repatriados con un gasto máximo de 12.000 euros entre viaje e
instalacion en el país de retorno.

Son unos seis o siete millones, con un coste aproximado de 84.000
millones de euros. Aunque parezca mucho, se saldria ganando ya que estos
seis o siete millones de emigrantes (tanto legales como ilegales)
provocan un gasto o resistencia de unos 100.000 millones de euros al
año. Este párrafo es el más difícil de entender para los políticos y
economistas, ya que creen lo contrario por no entender los dos
principios de la termodinámica. Antes con un número menor de extranjeros
extracomunitarios el rendimiento podía llegar al 70%, y actualmente con
los 6 o 7 millones de extranjeros extracomunitarios el rendimiento ha
bajado al 49% y puede bajar más.
Tiberio
2018-03-21 08:49:05 UTC
Permalink
  Doy otras recetas,
1.- Admitir extranjeros extracomunitarios con tarjeta de trabajo, máximo
tres años, el extranjero pagará unos 18.000 euros por la autorización
para trabajar cada año, más los impuestos correspondiente a sus
ganancias y no podrá llevar familia.
Precio para adquirir ciudadania: 400.000 euros más tres años de
residencia con tarjeta de trabajo.
 Los extranjeros extracomunitarios que no puedan pagar la tarjeta seran
repatriados con un gasto máximo de 12.000 euros entre viaje e
instalacion en el país de retorno.
Son unos seis o siete millones, con un coste aproximado de 84.000
millones de euros. Aunque parezca mucho, se saldria ganando ya que estos
seis o siete millones de emigrantes (tanto legales como ilegales)
provocan un gasto o resistencia de unos 100.000 millones de euros al
año. Este párrafo es el más difícil de entender para los políticos y
economistas, ya que creen lo contrario por no entender los dos
principios de la termodinámica. Antes con un número menor de extranjeros
extracomunitarios el rendimiento podía llegar al 70%, y actualmente con
los 6 o 7 millones de extranjeros extracomunitarios el rendimiento ha
bajado al 49% y puede bajar más.
La solución inmediata es hacer cumplir con rigor la legislación vigente
que expulsaría a los inmigrantes que residen ilegalmente y a los que
viven parasitados a la asistencia social, pero sobre todo que fuera
contra los patronos que les contratan ilegalmente y les hacen trabajar
en condiciones ilegales.

Los políticos no quieren mostrarse duros y que les tachen de xenófobos,
los economistas saben que la economía sumergida, aunque ilegal, genera
beneficios, y es sobre todo un moderador de salarios, es una total
hipocresía por parte de unos y otros.

La inmensa mayoría de los inmigrantes ilegales no son delincuentes, son
personas que quieren mejorar su nivel de vida trabajando sin importar
los perjucios que causen allá donde vayan, y si corren grandes riesgos
para conseguir su objetivo es que tienen esperanzas fundadas de
conseguirlo, esa esperanza está basada en el trabajo ilegal y en la
asistencia social, cortando ambas espitas se acabó la esperanza y se
impondría la disuasión.

Y el que no esté de acuerdo que se comprometa a apadrinar a un
inmigrante en su casa y le pague con su dinero. Aunque el punto
principal es el que mencionaba en el primer párrafo, quien contrate a un
ilegal y le fuerce a trabajar en condiciones ilegales (que para eso le
contrata), no debería ver el cielo en un buen montón de años.

Tiberio.
Españuelo
2018-03-21 20:14:16 UTC
Permalink
Post by Tiberio
Doy otras recetas, 1.- Admitir extranjeros extracomunitarios con
tarjeta de trabajo, máximo tres años, el extranjero pagará unos
18.000 euros por la autorización para trabajar cada año, más los
impuestos correspondiente a sus ganancias y no podrá llevar
familia. Precio para adquirir ciudadania: 400.000 euros más tres
años de residencia con tarjeta de trabajo.
Los extranjeros extracomunitarios que no puedan pagar la tarjeta
seran repatriados con un gasto máximo de 12.000 euros entre viaje
e instalacion en el país de retorno.
Son unos seis o siete millones, con un coste aproximado de 84.000
millones de euros. Aunque parezca mucho, se saldria ganando ya que
estos seis o siete millones de emigrantes (tanto legales como
ilegales) provocan un gasto o resistencia de unos 100.000 millones
de euros al año. Este párrafo es el más difícil de entender para
los políticos y economistas, ya que creen lo contrario por no
entender los dos principios de la termodinámica. Antes con un
número menor de extranjeros extracomunitarios el rendimiento podía
llegar al 70%, y actualmente con los 6 o 7 millones de extranjeros
extracomunitarios el rendimiento ha bajado al 49% y puede bajar
más.
La solución inmediata es hacer cumplir con rigor la legislación
vigente que expulsaría a los inmigrantes que residen ilegalmente y a
los que viven parasitados a la asistencia social, pero sobre todo que
fuera contra los patronos que les contratan ilegalmente y les hacen
trabajar en condiciones ilegales.
Los políticos no quieren mostrarse duros y que les tachen de
xenófobos, los economistas saben que la economía sumergida, aunque
ilegal, genera beneficios, y es sobre todo un moderador de salarios,
es una total hipocresía por parte de unos y otros.
La inmensa mayoría de los inmigrantes ilegales no son delincuentes,
son personas que quieren mejorar su nivel de vida trabajando sin
importar los perjucios que causen allá donde vayan, y si corren
grandes riesgos para conseguir su objetivo es que tienen esperanzas
fundadas de conseguirlo, esa esperanza está basada en el trabajo
ilegal y en la asistencia social, cortando ambas espitas se acabó la
esperanza y se impondría la disuasión.
Y el que no esté de acuerdo que se comprometa a apadrinar a un
inmigrante en su casa y le pague con su dinero. Aunque el punto
principal es el que mencionaba en el primer párrafo, quien contrate a
un ilegal y le fuerce a trabajar en condiciones ilegales (que para
eso le contrata), no debería ver el cielo en un buen montón de años.
Tiberio.
Sobre el último parrafo parece que no entiendes lo que es un "empleo"
o "puesto de trabajo".

Un puesto de trabajo cuesta una inversion promedio de más de 100.000
euros y darle gratuitamente a un inmigrante tanto legal como ilegal es
una estupidez. Aunque no hubiera paro seguiria siendo una estupidez dar
el puesto de trabajo gratuito a un inmigrante extracomunitario. Para que
esté a la par un inmigrante con un trabajador digamos de los "nuestros"
habría de pagar más de 400.000 euros, ya que si ocupa un puesto de
trabajo se lo quita a otro.
Para equilibrar el trabajador inmigrante para acceder a un puesto de
trabajo ha de aportar la cantidad del sueldo medio. Este sueldo medio
actualmente son unos 18.000 euros al año.

Así quedaria: "Tarjeta verde para inmigrantes a través de un empleo":
18000 euros por año y máximo tres años.

Los mismos inmigrantes ilegales pagan a las mafias para ser
introducidos ilegalmente, cuando el mismo inmigrante ilegal podría pagar
lo mismo legalmente a hacienda.

Loading...