Discussion:
Cruda realidad / Repetid conmigo, plebeyos: ‘Guapa’, mal; ‘pibonazos’, bien
(demasiado antiguo para responder)
Linuxero Ubuntu Linux
2018-07-06 10:31:08 UTC
Permalink
Cruda realidad / Repetid conmigo, plebeyos: ‘Guapa’, mal; ‘pibonazos’, bien

Pobre María Gómez. La chica, que trabaja en el telediario de Mediaset,
montó en cólera cuando un seguidor de la Selección Nacional se dirigió a
ella llamándola "guapa". Su caso, como es costumbre, ha concitado la
indignación de los bienpensantes, la empática comprensión de los
'aliados' y el furor habitual de las feministas de nómina.
Candela Sande -
06/07/2018

https://www.actuall.com/criterio/familia/cruda-realidad-4/

Pobre, pobre María Gómez. La chica, que trabaja en el telediario de
Mediaset, montó en cólera cuando un seguidor de la Selección Nacional se
dirigió a ella llamándola “guapa”.

¡Guapa!

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la
cultura de la vida, la familia y las libertades.

¡¡Guapa!!

¿Qué se habrá creído ese machista intolerable, llamarla ‘guapa’, como si
fuera un cacho de carne y no una profesional de las que preguntan cosas
a la gente que no conocen de nada tuteándola?

Oh, bueno, sí, es cierto que a María probablemente le habrán llamado
“guapa” o “cariño” o cualquier cosa similar en la peluquería, en el
supermercado, en Zara o en el bar al servirle una caña, pero eso no
tiene importancia, porque eso no da para mucho lucimiento, no habiendo
cámaras delante, y porque es muy probable que se lo haya llamado otra
mujer, con lo que no da lugar a sentirse oprimida por el Patriarcado y,
sobre todo, contarlo.

La hemeroteca es una diosa cruel, con lo que todos hemos podido oír
cómo María-lo-de-guapa-no-hacía- falta objetivaba con un entusiasmo
camioneril a grupos enteros de varones

Su caso, como es costumbre, ha concitado la indignación de los
bienpensantes, la empática comprensión de los ‘aliados’ y el furor
habitual de las feministas de nómina, esas que están siempre tan
absortas defendiéndonos de los micromachismos, del ‘mansplaining’ y del
‘manspreading’ que no tienen tiempo para decir esta boca es mía cuando
apedrean a una adúltera o encarcelan a una mujer por no llevar velo allí
donde ser mujer sí es un verdadero problema.

Pero la hemeroteca es una diosa cruel, e Internet es básicamente una
hemeroteca, con lo que todos hemos podido oír cómo
María-lo-de-guapa-no-hacía- falta objetivaba con un entusiasmo
camioneril -y que me perdone el digno colectivo de camioneros- a grupos
enteros de varones, a los que no se limitaba a llamar ‘guapos’
-‘pibonazos’-, sino sobre los que insinuaba el deseo de ‘consolarles’ de
forma colectiva, algo que nos han enseñado que ninguna mujer desea nunca.

¿Por la boca muere el pez? No, no, no: lo estáis entendiendo mal. Parece
mentira que tenga que volver a repetirlo, a estas alturas.

El verdadero poder aspira a que el grupo vencedor defina qué casta,
grupo o colectivo está por encima de la ley, sino aún de la escrita, al
menos sí de la social

La corrección política no es un exceso de cortesía, una hipertrofia de
la empatía o una exageración de la sensibilidad que nos lleve a movernos
por el debate público como pisando huevos para no ofender a nadie; la
corrección política es un instrumento de la izquierda tribal, y su
finalidad es la de desarmar al ‘enemigo’.

Todo se reduce, en definitiva, al Poder. Y, como recordaba Lenin, el
poder es, el verdadero poder, es la respuesta a una doble pregunta:
¿quién? ¿a quién? El verdadero poder aspira a que el grupo vencedor
defina qué casta, grupo o colectivo está por encima de la ley, sino aún
de la escrita, al menos sí de la social.

En el antigua Japón se estableció que a los samurái no se les podía
llevar a los tribunales por delitos cometidos contra la clase inferior,
el vulgo; leo en Twitter que en su idioma existe un verbo que se traduce
como “probar el filo de la espada sobre un viandante casual”, para que
se hagan una idea.

La idea es esa: Si una mujer hace a un hombre lo que es censurable
cuando se lo hace un hombre a una mujer nunca será lo mismo

La progresía usa la corrección política exactamente para eso, para dejar
claro qué grupo está arriba y cuál, abajo. Y nosotras -se siente-
estamos arriba. No en todo, claro, pero esa es la idea, que si una mujer
hace un hombre lo que es censurable cuando se lo hace un hombre a una
mujer, nunca sea lo mismo.

Les pondré algunos ejemplos recientes. Leo por ejemplo en el diario
británico Telegraph que el Secretario de Justicia de aquel país ha
anunciado que, desde ahora, las mujeres solo irán a la cárcel por
delitos especialmente graves. Las bandas debería contratar
inmediatamente mujeres para librarse de la prisión en caso de robo,
atribuyéndolo siempre a la chica, a la que compensarían generosamente.

No está mal, sobre todo no lo estaría en nuestro país, donde en caso de
pelea conyugal en la que se presenta la policía, el detenido es siempre
el hombre, aunque lleve los dientes en la mano.

Otro caso, también de ahora: en Ginebra, un comando de animalistas se ha
dedicado a romper los escaparates de 16 carnicerías. Ninguna de ellas
‘halal’, a pesar de que el método de matanza musulmán es más cruel que
el que se aplica en los mataderos de ‘infieles’. Preguntado por qué,
responden que “es muy difícil militar como blanco y decirle a personas
racializadas lo que deben hacer”.

Así que menos indignarse con la objetivización entusiasta que hace la
chica de toda la Selección Nacional de Marruecos. Ella puede; vosotros,
no. ¿Está claro?

Por cierto, personalmente os dispenso a todos de esa dura prohibición
con respecto a mi persona: tenéis mi permiso para llamarme ‘guapa’.
Linuxero
2018-07-07 19:57:22 UTC
Permalink
Si se pudiese saber que pensamientos tenía en su mente la periodista?
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Cruda realidad / Repetid conmigo, plebeyos: ‘Guapa’, mal; ‘pibonazos’, bien
Pobre María Gómez. La chica, que trabaja en el telediario de Mediaset,
montó en cólera cuando un seguidor de la Selección Nacional se dirigió a
ella llamándola "guapa". Su caso, como es costumbre, ha concitado la
indignación de los bienpensantes, la empática comprensión de los
'aliados' y el furor habitual de las feministas de nómina.
Candela Sande -
06/07/2018
https://www.actuall.com/criterio/familia/cruda-realidad-4/
Pobre, pobre María Gómez. La chica, que trabaja en el telediario de
Mediaset, montó en cólera cuando un seguidor de la Selección Nacional se
dirigió a ella llamándola “guapa”.
¡Guapa!
Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la
cultura de la vida, la familia y las libertades.
¡¡Guapa!!
¿Qué se habrá creído ese machista intolerable, llamarla ‘guapa’, como si
fuera un cacho de carne y no una profesional de las que preguntan cosas
a la gente que no conocen de nada tuteándola?
Oh, bueno, sí, es cierto que a María probablemente le habrán llamado
“guapa” o “cariño” o cualquier cosa similar en la peluquería, en el
supermercado, en Zara o en el bar al servirle una caña, pero eso no
tiene importancia, porque eso no da para mucho lucimiento, no habiendo
cámaras delante, y porque es muy probable que se lo haya llamado otra
mujer, con lo que no da lugar a sentirse oprimida por el Patriarcado y,
sobre todo, contarlo.
    La hemeroteca es una diosa cruel, con lo que todos hemos podido oír
cómo María-lo-de-guapa-no-hacía- falta objetivaba con un entusiasmo
camioneril a grupos enteros de varones
Su caso, como es costumbre, ha concitado la indignación de los
bienpensantes, la empática comprensión de los ‘aliados’ y el furor
habitual de las feministas de nómina, esas que están siempre tan
absortas defendiéndonos de los micromachismos, del ‘mansplaining’ y del
‘manspreading’ que no tienen tiempo para decir esta boca es mía cuando
apedrean a una adúltera o encarcelan a una mujer por no llevar velo allí
donde ser mujer sí es un verdadero problema.
Pero la hemeroteca es una diosa cruel, e Internet es básicamente una
hemeroteca, con lo que todos hemos podido oír cómo
María-lo-de-guapa-no-hacía- falta objetivaba con un entusiasmo
camioneril -y que me perdone el digno colectivo de camioneros- a grupos
enteros de varones, a los que no se limitaba a llamar ‘guapos’
-‘pibonazos’-, sino sobre los que insinuaba el deseo de ‘consolarles’ de
forma colectiva, algo que nos han enseñado que ninguna mujer desea nunca.
¿Por la boca muere el pez? No, no, no: lo estáis entendiendo mal. Parece
mentira que tenga que volver a repetirlo, a estas alturas.
    El verdadero poder aspira a que el grupo vencedor defina qué casta,
grupo o colectivo está por encima de la ley, sino aún de la escrita, al
menos sí de la social
La corrección política no es un exceso de cortesía, una hipertrofia de
la empatía o una exageración de la sensibilidad que nos lleve a movernos
por el debate público como pisando huevos para no ofender a nadie; la
corrección política es un instrumento de la izquierda tribal, y su
finalidad es la de desarmar al ‘enemigo’.
Todo se reduce, en definitiva, al Poder. Y, como recordaba Lenin, el
¿quién? ¿a quién? El verdadero poder aspira a que el grupo vencedor
defina qué casta, grupo o colectivo está por encima de la ley, sino aún
de la escrita, al menos sí de la social.
En el antigua Japón se estableció que a los samurái no se les podía
llevar a los tribunales por delitos cometidos contra la clase inferior,
el vulgo; leo en Twitter que en su idioma existe un verbo que se traduce
como “probar el filo de la espada sobre un viandante casual”, para que
se hagan una idea.
    La idea es esa: Si una mujer hace a un hombre lo que es censurable
cuando se lo hace un hombre a una mujer nunca será lo mismo
La progresía usa la corrección política exactamente para eso, para dejar
claro qué grupo está arriba y cuál, abajo. Y nosotras -se siente-
estamos arriba. No en todo, claro, pero esa es la idea, que si una mujer
hace un hombre lo que es censurable cuando se lo hace un hombre a una
mujer, nunca sea lo mismo.
Les pondré algunos ejemplos recientes. Leo por ejemplo en el diario
británico Telegraph que el Secretario de Justicia de aquel país ha
anunciado que, desde ahora, las mujeres solo irán a la cárcel por
delitos especialmente graves. Las bandas debería contratar
inmediatamente mujeres para librarse de la prisión en caso de robo,
atribuyéndolo siempre a la chica, a la que compensarían generosamente.
No está mal, sobre todo no lo estaría en nuestro país, donde en caso de
pelea conyugal en la que se presenta la policía, el detenido es siempre
el hombre, aunque lleve los dientes en la mano.
Otro caso, también de ahora: en Ginebra, un comando de animalistas se ha
dedicado a romper los escaparates de 16 carnicerías. Ninguna de ellas
‘halal’, a pesar de que el método de matanza musulmán es más cruel que
el que se aplica en los mataderos de ‘infieles’. Preguntado por qué,
responden que “es muy difícil militar como blanco y decirle a personas
racializadas lo que deben hacer”.
Así que menos indignarse con la objetivización entusiasta que hace la
chica de toda la Selección Nacional de Marruecos. Ella puede; vosotros,
no. ¿Está claro?
Por cierto, personalmente os dispenso a todos de esa dura prohibición
con respecto a mi persona: tenéis mi permiso para llamarme ‘guapa’.
Alboroto Matamoscas
2018-07-11 13:58:05 UTC
Permalink
Si se pudiese saber que pensamientos tenía en su mente la periodista?
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Cruda realidad / Repetid conmigo, plebeyos: ‘Guapa’, mal;
‘pibonazos’, bien
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Pobre María Gómez. La chica, que trabaja en el telediario de
Mediaset, montó en cólera cuando un seguidor de la Selección Nacional se
dirigió a ella llamándola "guapa". Su caso, como es costumbre, ha
concitado la indignación de los bienpensantes, la empática comprensión
de los 'aliados' y el furor habitual de las feministas de nómina.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Candela Sande -
06/07/2018
https://www.actuall.com/criterio/familia/cruda-realidad-4/
Pobre, pobre María Gómez. La chica, que trabaja en el telediario de
Mediaset, montó en cólera cuando un seguidor de la Selección Nacional se
dirigió a ella llamándola “guapa”.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
¡Guapa!
Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo
la cultura de la vida, la familia y las libertades.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
¡¡Guapa!!
¿Qué se habrá creído ese machista intolerable, llamarla ‘guapa’, como
si fuera un cacho de carne y no una profesional de las que preguntan
cosas a la gente que no conocen de nada tuteándola?
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Oh, bueno, sí, es cierto que a María probablemente le habrán llamado
“guapa” o “cariño” o cualquier cosa similar en la peluquería, en el
supermercado, en Zara o en el bar al servirle una caña, pero eso no
tiene importancia, porque eso no da para mucho lucimiento, no habiendo
cámaras delante, y porque es muy probable que se lo haya llamado otra
mujer, con lo que no da lugar a sentirse oprimida por el Patriarcado y,
sobre todo, contarlo.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
La hemeroteca es una diosa cruel, con lo que todos hemos podido
oír cómo María-lo-de-guapa-no-hacía- falta objetivaba con un entusiasmo
camioneril a grupos enteros de varones
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Su caso, como es costumbre, ha concitado la indignación de los
bienpensantes, la empática comprensión de los ‘aliados’ y el furor
habitual de las feministas de nómina, esas que están siempre tan
absortas defendiéndonos de los micromachismos, del ‘mansplaining’ y del
‘manspreading’ que no tienen tiempo para decir esta boca es mía cuando
apedrean a una adúltera o encarcelan a una mujer por no llevar velo allí
donde ser mujer sí es un verdadero problema.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Pero la hemeroteca es una diosa cruel, e Internet es básicamente una
hemeroteca, con lo que todos hemos podido oír cómo
María-lo-de-guapa-no-hacía- falta objetivaba con un entusiasmo
camioneril -y que me perdone el digno colectivo de camioneros- a grupos
enteros de varones, a los que no se limitaba a llamar ‘guapos’
-‘pibonazos’-, sino sobre los que insinuaba el deseo de ‘consolarles’ de
forma colectiva, algo que nos han enseñado que ninguna mujer desea nunca.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
¿Por la boca muere el pez? No, no, no: lo estáis entendiendo mal.
Parece mentira que tenga que volver a repetirlo, a estas alturas.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
El verdadero poder aspira a que el grupo vencedor defina qué
casta, grupo o colectivo está por encima de la ley, sino aún de la
escrita, al menos sí de la social
Post by Linuxero Ubuntu Linux
La corrección política no es un exceso de cortesía, una hipertrofia
de la empatía o una exageración de la sensibilidad que nos lleve a
movernos por el debate público como pisando huevos para no ofender a
nadie; la corrección política es un instrumento de la izquierda tribal,
y su finalidad es la de desarmar al ‘enemigo’.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Todo se reduce, en definitiva, al Poder. Y, como recordaba Lenin, el
poder es, el verdadero poder, es la respuesta a una doble pregunta:
¿quién? ¿a quién? El verdadero poder aspira a que el grupo vencedor
defina qué casta, grupo o colectivo está por encima de la ley, sino aún
de la escrita, al menos sí de la social.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
En el antigua Japón se estableció que a los samurái no se les podía
llevar a los tribunales por delitos cometidos contra la clase inferior,
el vulgo; leo en Twitter que en su idioma existe un verbo que se traduce
como “probar el filo de la espada sobre un viandante casual”, para que
se hagan una idea.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
La idea es esa: Si una mujer hace a un hombre lo que es
censurable cuando se lo hace un hombre a una mujer nunca será lo mismo
Post by Linuxero Ubuntu Linux
La progresía usa la corrección política exactamente para eso, para
dejar claro qué grupo está arriba y cuál, abajo. Y nosotras -se siente-
estamos arriba. No en todo, claro, pero esa es la idea, que si una mujer
hace un hombre lo que es censurable cuando se lo hace un hombre a una
mujer, nunca sea lo mismo.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Les pondré algunos ejemplos recientes. Leo por ejemplo en el diario
británico Telegraph que el Secretario de Justicia de aquel país ha
anunciado que, desde ahora, las mujeres solo irán a la cárcel por
delitos especialmente graves. Las bandas debería contratar
inmediatamente mujeres para librarse de la prisión en caso de robo,
atribuyéndolo siempre a la chica, a la que compensarían generosamente.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
No está mal, sobre todo no lo estaría en nuestro país, donde en caso
de pelea conyugal en la que se presenta la policía, el detenido es
siempre el hombre, aunque lleve los dientes en la mano.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Otro caso, también de ahora: en Ginebra, un comando de animalistas se
ha dedicado a romper los escaparates de 16 carnicerías. Ninguna de ellas
‘halal’, a pesar de que el método de matanza musulmán es más cruel que
el que se aplica en los mataderos de ‘infieles’. Preguntado por qué,
responden que “es muy difícil militar como blanco y decirle a personas
racializadas lo que deben hacer”.
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Así que menos indignarse con la objetivización entusiasta que hace la
chica de toda la Selección Nacional de Marruecos. Ella puede; vosotros,
no. ¿Está claro?
Post by Linuxero Ubuntu Linux
Por cierto, personalmente os dispenso a todos de esa dura prohibición
con respecto a mi persona: tenéis mi permiso para llamarme ‘guapa’.
Loading...